Las instalaciones con las que contamos son propiedad de Píccolo y Saxo y están ubicadas en una planta baja con salida a un parque. La calle Barrera, próxima a la entrada, es de poco tráfico y de fácil aparcamiento (a 100 m hay dos parkings públicos gratuitos) cosa que ayuda a la llegada del alumnado de otros barrios. El parque nos da la seguridad, por falta de riesgos, con respecto al tráfico y facilita la espera del alumnado tanto a la entrada como a la salida de las clases, así como también nos sirve de escenario de múltiples actividades musicales.

11 aulas insonorizadas,
más de 300 m2 junto a un parque

El Centro tiene más de 300 m2 divididos en 11 aulas perfectamente insonorizadas de diversos tamaños. Ocho de ellas son de instrumento, rondan los 10 m2, dos preparadas para combos y Lenguaje Musical con 35 m2 y la más amplia de 80 m2. Esta última, aparte de utilizarla para las clases de Lenguaje Musical, es la sala donde ensayan los Coros, la Orquesta de Cuerda y la Big Band, y se utiliza de sala de conciertos y audiciones, contando para ello con un escenario desmontable. Las 11 aulas cuentan con ordenadores con acceso a internet y al servidor de la Escuela. La Escuela tiene también varios equipos de sonido y material para realizar grabaciones.

Durante el curso 1999-2000 incorporamos un nuevo espacio a la Escuela, la Plaza de Escocia. En ella realizamos nuestra fiesta fin de curso, de esta forma sacamos la música a la calle integrándola en el barrio.