Beethoven, el genio mal genio.

Las celebraciones del 250 aniversario del nacimiento de Ludwig Van Beethoven van a convertir este año a Viena en la capital de la música. Su vida se puede resumir en un genio en lo profesional, con mal genio en lo personal. Hombre de éxito, Beethoven fue director de orquesta, pianista y compositor, referente de la transición al Romanticismo, que sin embargo tuvo una vida atormentada. Condicionado por su padre, con una infancia y juventud muy dura, sufrió mal de amores, problemas económicos y de salud. El más grave fue su sordera, que agrió su carácter pero que no le impidió seguir componiendo y dejar para la posteridad una inmensa obra.

Beethoven nació en Bonn (Alemania) el 17 de diciembre de 1770, su padre estaba impresionado por el hecho de que Mozart diese conciertos desde muy pequeño; motivo por el que se empeñó en hacer de su hijo un niño prodigio. Así que el pequeño Ludwig comenzó a estudiar música desde una edad muy temprana y a dar conciertos a la edad de 7 años, publicando su primera composición, Nueve variaciones sobre una marcha de Ernst Christoph Dressler (WoO 63), con tan solo 11 años. Su primer viaje a Viena lo hizo con 17 años estableciéndose definitivamente en la capital austriaca con 22 años, donde se convirtió en uno de los grandes compositores de todos los tiempos. 

Su carrera musical fue muy prolífica dejando una enorme cantidad de composiciones: sinfonías, oberturas, sonatas para piano solo o piano y violín, óperas, música de cámara o cuartetos de cuerda. Un genio de la música clásica que ejerció una notoria influencia en las siguientes generaciones de compositores. 

En cuanto a la vida personal de Beethoven, fue problemática. Si bien tuvo periodos de éxito profesional, sus problemas de salud y sobre todo, su sordera y su carácter fácilmente alterable, contribuyeron a aumentar esa leyenda de hombre irascible. Hay evidencias que demuestran, que fue capaz de detener un concierto, si su audiencia comenzaba a hablar entre sí o si dejaban de prestarle total atención. ¿Te lo imaginas hoy en día interrumpiendo su concierto porque suena un móvil o le graban durante su interpretación al piano? Sin embargo, ese carácter tan irascible, no le impidió transformarse en un hombre moderno para la época, en alguna ocasión comentó que “la libertad, el progreso, es el objetivo en el mundo del arte, al igual que en la creación universal”.

Beethoven falleció en Viena el 24 de marzo de 1827 dejando un extraordinario legado. Sólo tenía 56 años.

Si quieres descubrir los secretos que esconde una de las melodías más famosas de Beethoven te recomiendo que veas este video de Jaime Altozano, te sorprenderá.

Te recomendamos que escuches estas obras Ludwig Van Beethoven:

Misa Solemnis

Sinfonía nº 5 en do menor, op. 67,

Symphony 6 (Pastoral) I Allegro Ma Non Troppo (Fantasía-Disney).

Beethoven
Fantasia