Clarinete

 

Pertenece a la familia de viento-madera. Es un instrumento con sonido redondo y elegante. Con este instrumento, se puede tocar una gran variedad de estilos de música. Se puede empezar a tocar con 6 años; y dependiendo de la constitución física del niño, y sobre todo del tamaño de su mano, podrá tocar el Clarinete o su hermano menor, que es el Requinto. Con cualquiera de estos dos instrumentos, en poco tiempo, podrá  entrar a formar parte de grupos de viento, colectivas, orquestas, bandas, cuartetos de viento, grupo de jazz…